¿Qué te sugiere esta tira cómica?

¿Dirías que tu actitud ante la vida en ocasiones ha sido como la de Miguelito?

¿Te has sentado a esperar algo de la vida pero sin tener claro qué esperabas de ella?

Quizá esta circunstancia, contada en estas viñetas con humor e ironía, nos esté diciendo mucho de la Sociedad en la que vivimos… ¿Qué podemos aprender de ella?

Recientemente leí (probablemente en algún muro de Facebook): “Siempre hay algo de verdad en cada: es broma”, y esta broma, ciertamente no es una excepción.

¿Qué podemos hacer cuando las cosas no son cómo queremos o cuando nuestras expectativas están por encima de la realidad? Incluso aunque esa realidad tan subjetiva (porque es nuestra visión de la realidad) no sea “mala”:

¿Nos sentamos a esperar a ver qué pasa?

Creyendo que “sin hacer nada pasará algo”, tal vez “movidos” por la creencia de que los “algos” de los demás harán que llegue “algo” hasta nosotros…. O porque las cosas pasan sin que tengamos que hacer nada (o “algo” ;)). En fin, un bucle sin sentido y sin utilidad.

Hasta qué punto esperas algo que no sabes qué es… de tu pareja por ejemplo… Reflexiona si te has escuchado decir frases como:

–        No sé qué pasa pero ya no es como antes, algo no va bien…

–        ¿En qué sentido?

–        “No lo sé”.

–        Me gustaría que me sorprendiera… que volviera a ilusionarme…

–        ¿De qué forma?….

–        No sé… algo especial….

Y… cuándo llega el algo, cuando cae “la hoja” no nos parece que fuera lo que queríamos… o que creemos merecer… Y es que nos guste o no, todos somos diferentes, así que lo que para uno es una sorpresa y un plan increíble, en el otro sólo genera un “está bien”….

¿Cómo solventar esto? Primero dejando de desear sin sentidos y “algos” sin nombre, si esperas algo de alguien, clarifica qué es y comunícalo a quien corresponda, así de sencillo o, si es un algo tuyo, ya que no todo tiene que ver con lo que esperamos de los demás, trabaja en ello con insistencia. Si te resistes a decirlo o a hacerlo, piensa porque te resistes, detrás suele haber una expectativa demasiado elevada para que nadie (salvo tú, que la conoces) llegue a alcanzarla… (Ah! Espera que tú tampoco la sabías… ni siquiera tú puedes… ¿qué ironía no?).

“Sueña sí, pero vive con los pies en la tierra”

Construye desde la realidad que tienes hoy, y partiendo desde el suelo, no desde las nubes… desde allí, como seguro ya sabes, se te caerá.

Para finalizar…. O para “rematar” el asunto… ¿Qué pasa con los demás?

Cuando Felipe llega a la acera donde está Miguelito, primero se burla y le echa la bronca… llamándole tonto…. pero luego, surge una especie de seducción ante la idea de “no hacer nada y que la vida te de algo”, en la cual queda también atrapado “¡Qué estupendo! La vida me dará algo simplemente si espero, simplemente sin esperar” ¿A que es estupendo? ¿A que….si te paras a pensarlo tú también te lo crees? ¿A qué esperarías…. Incluso con cierta ilusión…? (¿Te fijaste en la sonrisa de Felipe en la última viñeta?)

Sí, es una idea estupenda, yo también lo creo, pero… ¿es verdad?

Ilustración extraída de «Todo Mafalda»- Quino- Editorial Lumen.

Entrada Blog  Esperando Algo De La Vida
Entrada Blog Esperando Algo De La Vida
Entrada Blog_ Esperando algo de la vida.pdf
859.4 KiB
174 Downloads
Details